Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL)

¿Qué es?

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se define como la muerte de un niño que es inesperada por su historia y en la cual los estudios post-mortem (autopsia) no demuestran ninguna causa.

La muerte súbita se acompaña de la pregunta ¿por qué falleció mi hijo?. A pesar de las investigaciones realizadas en los últimos 20 años, todavía no tenemos respuestas. En la actualidad podemos reducir los riesgos, pero desconocemos los mecanismos que llevan a la muerte.

Alrededor del 80 % de las muertes ocurren entre el primer y sexto mes. El SMSL ocurre tanto en niños alimentados con leche materna exclusiva como en aquellos alimentados con biberón con leches de vaca modificada. La muerte ocurre en cualquier lugar donde duerma el niño: cuna, catre, silla para el automóvil, etc.

¿Cómo se diagnostica?

Cuando todas las causas de muerte infantil son eliminadas, entonces se realiza el diagnóstico del SMSL por exclusión (no hay otra razón que explique el fallecimiento).

¿Por qué ha disminuido la mortalidad por el Síndrome de Muerte Súbita en muchos países?

Numerosos trabajos científicos demuestran que el riesgo de muerte aumenta hasta 14 veces cuando el bebé duerme boca abajo. Los estudios demuestran que, después de las campañas para “reducir el riesgo” poniendo a dormir a los niños boca arriba, durante la década de los 90, la mortalidad por SMSL disminuyó inmediatamente alrededor de un 50%.

Factores de riesgo

El bajo nivel socioeconómico, el consumo materno de drogas y alcohol, el mayor número de partos y el menor intervalo entre gestaciones… son factor de riesgo para SMSL. En las sociedades occidentales, como la española, las madres con un primer hijo en la adolescencia y las madres sin pareja estable o solteras, también tienen mayor riesgo.

Los niños prematuros y de bajo peso para su edad gestacional al nacer, tienen mayor riesgo de padecer SMSL.

Cuando un hermano ha fallecido por SMSL, el riesgo de recurrencia en hijos posteriores se ha estimado que es 5 veces mayor que en la población general. En caso de abuso, abandono, deprivación afectiva o pobreza, el riesgo de recurrencia es mayor.

No se ha comprobado que sean factores de riesgo:

– La composición de los colchones.
– El reflujo gastroesofágico, las alteraciones neurológicas, los tratamientos médicos ni la realización de analíticas. 
– La hipoxia (falta de oxígeno) intrauterina (antes de nacer).
– La alimentación ni los antecedentes obstétricos maternos.
– Enfermedades comunes como infecciones respiratorias, diarrea o vómitos en las dos semanas previas.
– Crecimiento lento después de nacer.
– Las vacunas rutinarias.
 
¿Cómo se puede disminuir el riesgo?

Existen tres recomendaciones fundamentales, basadas en investigaciones médicas:

1. Posición supina (boca arriba para dormir)

Los bebés sanos deben dormir en posición supina (boca arriba).

Sólo por una indicación médica específica (reflujo gastroesofágico grave, malformaciones craneofaciales que afectan a la vía aérea superior) puede recomendarse el decúbito prono (boca abajo).

Es posible que algunos niños duerman mejor boca abajo. Este parece un pequeño precio a pagar si reduce el riesgo de SMSL a menos de la mitad.

2. El niño debe estar en una atmósfera libre de tabaco, antes y después del nacimiento (aumenta el riesgo hasta 4 veces).

3. El bebé no debe quedar cubierto con ropa de cama mientras duerme.

Es conveniente que los pies del bebé contacten con el límite de la cuna, de ésta manera tendrá menos posibilidades de desplazarse por debajo de la ropa de cama.

Reduciendo otros riesgos

Lactancia materna: todos aceptamos que la lactancia materna es el mejor alimento para los bebés. Sin embargo, la evidencia científica demuestra no tiene efecto o éste es muy leve sobre la incidencia del SMSL.
Inmunización con DPT (difteria, tétanos y tosferina): algunos estudios han demostrado una menor incidencia del SMSL entre los niños vacunados.
Chupete: hay investigaciones que sugieren que reduce la incidencia del SMSL.
Los colchones muy blandos o de lana, los almohadones y cojines, los colgantes al cuello son peligrosos, así como cualquier otro objeto que pueda provocar asfixia durante el sueño, como cintas o cordones en las inmediaciones de la cuna.
Hipertermia/hipotermia: investigaciones actuales muestran que los niños que están sobrecalentados o fríos tiene mayor riesgo del SMSL. Debe mantenerse la habitación a una temperatura de 20 a 22º C y evitar el arropamiento excesivo, especialmente si el niño tiene fiebre.
Jarabes con antihistamínicos y otros sedantes: en general están contraindicados los sedantes en los bebés.

Fuente: Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

smsl.jpg

0 Responses to “Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL)”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario. Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y sobretodo a pacientes. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 608,310 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI


A %d blogueros les gusta esto: