“Analítica general” v 2.0

Hoy, sin darme cuenta, he vuelto a escribir sobre un tema que tenía creía que tenía pendiente… y al ir a colgarlo me he encontrado la entrada previa. La verdad es que el previo me quedó bien terminado, más académico y organizado, pero el nuevo creo que es más divertido, también ilustrativo y puede ayudar a completar la idea así que… ahí va la v. 2.0.

———————————————————————————————

Dentro del uso de la sanidad a modo “Autoservicio”: “Vengo a que me recete usted nolotil, quiero que me mande al traumatólogo, vengo a que me tome la tensión”… ocupa un papel estelar “Vengo a que me haga un análisis”.

¿Por qué?… A veces es porque el paciente tiene algún síntoma que él, acertadamente o no, atribuye a un problema detectable o descartable en un análisis (P ej: “Porque estoy muy cansado, porque se me cae el pelo, porque he tenido 3 herpes seguidos y a ver cómo tengo las defensas..”).

Pero en una gran mayoría de ocasiones forma parte de una malententida prevención (P ej: “Porque nunca me he hecho uno, para ver cómo estoy, para ver cómo tengo el colesterol/azúcar/…”). Obviamente a veces es necesario, y su médico deberá en cada caso valorar la pertinencia o no de realizar el mismo.

Lo que siempre me llama poderosamente la atención es el poder casi mágico que para muchos pacientes tiene el resultado del análisis, es su capacidad de tranquilizarlos de modo absolutamente injustificado de modo que, a veces, quedan completamente descolocados “pero, si el análisis está bien, ¿por qué me duele a mí la cabeza?“.

Pocas veces sale un paciente tan feliz de una consulta como cuando su médico acaba de entregarle leerle (por aquello del respeto al medioambiente) un análisis rigurosamente normal.

Obviamente esto obedece a múltiples causas pero, entre ellas, los médicos hemos de entonar el mea culpa: está la falta de información al paciente, el ser más rápido (y fácil) pedir un análisis que explicar que no es necesario, el utilizar el análisis como herramienta o moneda de cambio en consultas difíciles… Invito a los pacientes a preguntar a sus médicos cuando le piden un análisis si es necesario, para qué lo hacen, qué buscan, qué pretenden encontrar

Yo suelo aclarar a mis pacientes que los análisis sólo descartan lo que descartan y sólo diagnostican lo que diagnostican, pero que se puede estar muy enfermo/grave con una análisis rigurosamente normal y sano a pesar de tener muchos “asteriscos” (léase marcas para valor fuera de rangos de referencia).

Siempre recuerdo el comentario de un buen médico adjunto que tuve siendo residente en la puerta de urgencias de un hospital cuando yo le insistía en la alteración analítica de un paciente: “Bueno pues si el análisis está tan mal y el paciente tan bien, ingresamos al análisis y damos de alta al paciente”.

1 Response to ““Analítica general” v 2.0”



Deja un comentario. Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y sobretodo a pacientes. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 609,031 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI


A %d blogueros les gusta esto: