Disfunción en la relación…

¿Tienen algún parecido la relación sexual y la relación médico paciente? Ambas son algo íntimo sí, pero hay más parecidos… Permítanme el juego.

Disfunciones en la relación sexual relación médico-paciente

A veces el médico va muy rápido, habla poco, no mira al paciente, lo toca explora poco o nada… y le da rápidamente un tratamiento, muy probablemente farmacológico y abundante. Estamos ante un caso de “Medicalización precoz”, en la que el médico acaba muy rápido y no deja satisfecho al paciente.

Otras veces el médico tiene ganas pero le faltan recursos (tiempo, materiales, formación…), no tiene capacidad y sencillamente la relación no puede llevarse a cabo. La “Consulta Impotente” no deja satisfecha a nadie y el médico va perdiendo por completo la motivación y las ganas de volver a intentarlo.

En ocasiones, la consulta se desarrolla bien, con normalidad. Médico y paciente están satisfechos… pero, el final no es como esta previsto. Falta algo. El paciente quería un tratamiento o una solución que el médico no le ofrece o no le puede ofrecer. Todo iba bien, pero al final fue una “Consulta Interruptus”.

En otras, nada en la consulta funciona, el médico no sabe lo que el paciente necesita, el paciente no está cómodo, la consulta es fría, la relación no es fluida… Y en esos casos, aunque ninguno queda satisfecho, es el paciente el que más sufre y sale de allí sin ningunas ganas de repetir. Es la “Disconsulteunia” (Consulta dolorosa).

Y a menudo, nada sale mal pero tampoco es especial. La relación es rutinaria. Como siempre. Y tiene lugar… porque tiene que ocurrir. Así, se seguirá sucediendo pero poco a poco satisfará menos a ambos. Es la “Consulta monótona”.

¿Cómo mejorarlas?

La consulta es algo que ha ocurrido y volverá a suceder. Puede ser algo gratificante para ambos. Por lo tanto, lo mejor es que nos relajemos y disfrutemos.

Médico: tómate tu tiempo (aunque no te sobre), aprovecha los recursos que tengas y busca otros nuevos, trata de que el paciente tenga claro que la consulta no tiene que acabar siempre igual y, sobretodo, entiéndelo, ponte en su lugar y pregúntale qué quiere. Y recuerda, puedes innovar. En la medida en la que trates de cambiar las cosas podrás ir a mejor.

Paciente: no tengas miedo a pedir al médico lo que quieres, dile si algo te gusta y saca el máximo partido de vuestra relación. Y por supuesto, puedes debes tomar la iniciativa. Estamos en el siglo XXI y aquella relación clásica el médico paternalista ha quedado muy atrás. Toma tu papel en la relación y decide. Nada se hará sin consultarte ni sin que tú lo quieras.

NOTA: Obviamente no pretendo otra cosa que arrancar alguna sonrisa y de paso invitarnos a todos a reflexionar sobre la consulta médica, algunos de sus problemas y todo lo que nos puede hacer disfrutar… ¿Y tú? ¿Disfrutas con tu relación?;O).

1 Response to “Disfunción en la relación…”


  1. 1 Marc Soler 5 febrero, 2012 a las 9:49 am

    Enahorabuena, has conseguido que ria un rato, que piense otro y que llege a la conclusion que la difusión del post puede ser util para muchos pero sobretodo gestores y politicos….


Deja un comentario. Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y sobretodo a pacientes. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 608,310 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI


A %d blogueros les gusta esto: