Un plato de orejas

En la actualidad los mal llamados fármacos condroprotectores (SYSADOAS:  “fármacos sintomáticos de acción lenta para la artrosis”) no tienen demostrada eficacia alguna y, por lo tanto, no hay ningún motivo justificado para su prescripción ni para su consumo.

¿Cuáles son esas medicinas?

La glucosamina y el condroitín sulfato (también la diacereína y el ácido hialurónico), ambos componentes naturales del cartílago y por lo que se pensó en su utilidad siguiendo la máxima popular de que “lo que se come se cría”. Aunque siendo exactos, no deberíamos llamarlos fármacos o medicamentos sino más suplementos dietéticos (así ocurre en países como Estados Unidos, Australia, Holanda y Reino unido) adquiriéndose en parafarmacias y supermercados.

¿Y no se cría?

No. Pese a que se ha usado en múltiples enfermedades que cursan con desgaste o daño del cartílago (fundamentalmente la artrosis) no han logrado demostrar beneficio alguno.

¿Por qué se venden entonces?

Esa es una buena pregunta porque no ocurre así en todos los países. Como dije antes en algunos son clasificados como “suplementos dietéticos sin eficacia demostrada” y en otros como Suecia y Dinamarca fueron retirados de la venta al demostrarse su inutilidad. Somos muchos médicos los que pensamos que debían no financiarse… (pero “misteriosamente” siguen financiados mientras no lo son otros como la codeína).

Pero ¿es que al principio sí eran eficaces?

No, es que los primeros estudios, de escasa calidad, presentaban unos resultados que parecían levemente positivos pero las conclusiones sobre la seguridad y eficacia de estos productos se han vuelto más negativas a medida que aparecían nuevas evidencias. Se cumple que, a mayor calidad metodológica del estudio peores resultados obtenidos.

Bueno, pero, me los puedo tomar por si acaso ¿no?

Sí, claro, usted es libre de tomarlo si quiere pero entenderá que éticamente no debo prescribirle algo sin eficacia alguna demostrada y de efectos secundarios e interacciones poco conocidos. Yo, honestamente, debo recomendarle no tomarlos, pero es usted quien decide.

Bueno. Igual me compro un preparado vitamínico que viene enriquecido también con esos productos según me ha dicho mi vecina…

Pues para eso, casi mejor, se toma un plato de orejas. Puestos a tomar cartílago… (palabra de @JGarjon )

0 Responses to “Un plato de orejas”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario. Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y sobretodo a pacientes. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 609,029 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI


A %d blogueros les gusta esto: