Cómo combatir los gases – En Saber Vivir TVE

Poco temas tan habituales como esos gases que a algunos les dan tantos dolores de cabeza… bueno, en esta caso, de barriga. Hemos visto cómo combatirlos en Saber Vivir.

FICHA GASES

Puedes ver el vídeo aquí: http://rtve.es/v/5266520

A poco que conozcas o hayas leído la tabla periódica, seguro conoces a los famosos gases nobles… Pues aún más famosos, porque los conocemos todos, son los gases que tanto los nobles como los no tan nobles, producimos. Producimos y en el mejor de los casos, expulsamos. Bueno, en el mejor de los casos expulsamos en privado.

Porque cuando no somos capaces de hacerlo, podemos tener distensión, hinchazón, ruidos y hasta dolor provocado por su acumulación.

Los problemas “de gases” a menudo pueden venir por tomar bebidas con gas, por comer alimentos especialmente flatulentos o por comer muy rápido, estresados o con ansiedad… Otras puede ser síntomas de intolerancia a determinados alimentos, o de problemas digestivos frecuentes como el intestino irritable… y muchas veces, por causas desconocidas.

Así que, si sufres “de gases”, apunta:

  • Evita los alimentos que te sientan mal. Aunque hay algunos que suelen producir más gases que otros, tú sueles saber mejor que nadie qué alimentos te dan gases cuando los tomas.
  • No hagas comidas muy abundantes.
  • No tomes bebidas con gas, recuerda que la mejor bebida es siempre el agua. En este caso ¡sin gas!.
  • Come despacio, sin que parezca que te van a quitar el plato. 
  • Mastica bien los alimentos y puedes hablar en la comida, que es un buen momento para hacerlo, pero sin pasarse, o tragarás más aire que comida. Aquí es aplicable el “con la boca llena no se habla”.
  • No abuses de chicles o caramelos
  • Y practica ejercicio físico… eso pone tono a tu intestino… y es bueno para todo.

Y sí, hay algunas pastillas “para los gases”. Pero debes evitar tomarlas de forma habitual. Aunque algunas pueden ser útiles, como todas, tiene efectos secundarios. 

Si los síntomas no mejoran con estos consejos, o si nunca has padecido de gases y de pronto empiezas a sufrirlos junto a otros síntomas como estreñimiento, dolor abdominal o pérdida de peso… consulta con tu médico por si hay que hacer algún estudio o un tratamiento más específico.

En el resto de los casos, recuerda, si eres de los que “padecen de gases”… seguramente te aparezcan y desaparezcan los síntomas muchas veces a lo largo de tu vida. Mejorar tus hábitos, suele ser la solución para que esos problemas de gases “se vayan volando”.

#SaberVivirTVE

Anuncios

Cómo combatir el calor – Salud en positivo en Saber Vivir de TVE

En SABER VIVIR he abordado algo que conviene recordar cuando empiezan a subir las temperaturas: CÓMO COMBATIR EL CALOR

FICHA CALOR

Aquí puedes verlo: http://www.rtve.es/v/5253032

Ya está aquí el buen tiempo y lo estábamos esperando con los brazos abiertos para disfrutar de los días de sol en la playa, el campo, las piscinas… Pero hay que hacerlo con ciertas precauciones si queremos disfrutar del calor sin salir escaldados. Hay que saber cómo manejar bien las altas temperaturas que, un año más, vienen para quedarse durante bastante tiempo…

Porque el calor puede tener algunas consecuencias sobre nuestra salud y debemos actuar para PREVENIRLAS.

Las personas que tienen más riesgo de sufrir problemas por las elevados temperaturas son:

– Las personas mayores.
– Los niños menores de 4 años, y más aún si tienen menos de 1 año.
– Las personas con enfermedades crónicas.
– Las personas que están encamadas, afectadas por alguna enfermedad grave.

De cualquier forma, todos ellos y, también tú debes seguir estas sencillas recomendaciones:

BEBE ABUNDANTE LÍQUIDO, haz caso a tu sed especialmente en estos días. Los días de calor hay que beber agua de manera constante y a lo largo de todo el día. Recuerda que todo lo que sudas, es agua que pierdes. Elige siempre beber agua y evita alcohol o bebidas azucaradas.

LLENA TUS COMIDAS de ensalada, fruta y verduras. Como siempre, vamos, pero en época de calor es especialmente importante. El gazpacho es un recurso excelente para comer vegetales frescos y aumentar la ingesta de agua y de sales minerales. Un gazpacho a tiempo es una victoria.

ACONDICIONA LA CASA. Vamos, lo que se dice “pon la casa fresquita… oscurita”. Durante el día, las persianas bajadas y, si el aire de la calle es muy caliente, cierra las ventanas. Y por la noche al contrario, para permitir la ventilación de la casa. Algo que saben muy bien nuestros mayores, que han vivido antes de la llegada de ventiladores y aires acondicionados.

ELIGE BIEN TU VESTUARIO. Que te proteja del sol pero con tejido ligero que transpire y colores claros. Ropa ancha y calzado cómodo.

EVITA realizar ejercicio físico o trabajos pesados, sobretodo en horas centrales del día, sea a pleno sol, o en otros lugares muy calurosos y con mucha humedad.

REFRÉSCATE, date un chapuzón para aliviar el calor y, si no, siempre puedes darte una buena ducha fresca. En esta época, créeme, ducharse es maravilloso. Te refrescas tú y te lo agradecen los demás…

Recuerda no hay mejor forma de disfrutar del calor, que sabiendo cómo combatirlo. 

#SaberVivirTVE

La automedicación – Salud en positivo en Saber Vivir de TVE

En SABER VIVIR he abordado algo de vital importancia: LA AUTOMEDICACIÓN.

FICHA AUTOMEDICACION

Aquí puedes verlo: http://rtve.es/v/5237523 

¿Has oído alguna vez que automedicarse es malo?. Seguro que sí, ¿verdad?. Pues no es cierto. O, al menos, no es del todo exacto.

Lo hemos repetido los médicos, lo dicen en los medios de comunicación, te lo repiten en campañas de información sanitaria… “No te automediques”. ¿El problema? Que lo hemos explicado fatal y la gente nos ha hecho caso.

Empecemos por el principio: La solución a muchas de las molestias del día a día no es una pastilla. Muchas veces lo puedes resolver cuidando algo más la alimentación, bebiendo más líquido, aplicando un poco de frío o calor, descansando más o incluso al contrario, haciendo más ejercicio, como ocurre con el dolor de espalda.

Pero si con esos remedios no se controla, apunta: Automedicarse es bueno, y no solo eso, también es necesario. ¿Te duele un poco la cabeza?, ¿tienes algo de fiebre?, ¿te ha picado una avispa?, ¿te duele la garganta?, ¿tienes diarrea?, ¿estás resfriado?… pues claro que sí, automedícate si hace falta. Tómate un paracetamol, quizá un ibuprofeno, aplícate esa pomada que ya te recomendó una vez tu médico o prueba de nuevo con las pastillas de la alergia del año pasado si los síntomas son los mismos… No está mal hacerlo. Todo lo contrario. ¡No hace falta ir a consulta por cualquier síntoma y no haces mal si tú mismo tratas de mejorarte! Si no se resuelve, lógicamente, puedes contactar con tu médico.

Claro que eso es una cosa y otra muy diferente es, ante el primer pinchazo en la garganta, inflarte a antibióticos que tienes en casa porque te sobraron hace un año, tomarte las pastillas que toma tu vecina para el reúma a ver si a ti te alivia los dolores de espalda o pedirle las pastillas del tiroides a tu primo porque estás muy cansada. Evidentemente, esa automedicación no sólo no es recomendable sino que puede ser incluso peligrosa.

Vamos, que puedes y debes automedicarte, pero con sentido común. A partir de ahora, recuerda: ¿Automedicación? Sí, pero con moderación.

#SaberVivirTVE


Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 948.201 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI

Anuncios