El corte de digestión – En Saber Vivir de TVE

Hay pocas cosas tan clásicas del verano como guardar las horas de digestión antes del baño. ¿Cuántas horas se guardan en tu casa? ¿Dos, tres…? En Saber Vivir aclaro qué hay detrás de esa creencia tan arraigada…

FICHAS DIGESTIÓN

Aquí puedes ver el vídeo: http://www.rtve.es/v/5319179/ 

Por si no te has dado cuenta… ya ha empezado el verano y, con él, la temporada de baño en playas y piscinas. Y la verdad es que hay pocas cosas mejores para combatir estas temperaturas que darse un buen chapuzón. Así que parece buen momento para aclarar algo que seguro llevas escuchando toda la vida… La digestión no se corta. No, como has oído, no se corta. Se puede cortar la mayonesa, el ali-oli o la conexión a internet, pero la digestión, no.

Ya, ya… Sé que has pasado toda tu infancia guardando esas rigurosas dos ¡o tres horas! de digestión a la hora de la siesta deseando que el reloj te diera permiso para tirarte al agua. Pues lo siento, ha sido para nada. Bueno, para nada no. Tus padres pudieron disfrutar por ello de unas siestas estupendas.

Claro que hay una base de realidad. Verás, lo que sí puede ocurrir en algunas ocasiones son desmayos, pérdidas de conciencia, ante los cambios bruscos de temperatura (se le conoce como HIDROCUCIÓN). Si ese cambio brusco se produce al meterte en el agua, pues claro, puede ser peligroso. Por eso debes ser precavido y tienes que evitar situaciones que pueden favorecerlo: ¿Cuáles son? Las comidas muy abundantes son una de ellas, pero también lo son hacer ejercicio intenso antes del baño, consumir tranquilizantes, estar mucho tiempo expuesto o trabando a pleno sol, y ¡claro! meterte bruscamente en un agua muy fría.

Total, que si has comido como si pagara otro, es una buena idea no bañarte en agua demasiado fría ni meterte en ella bruscamente. Pero la misma precaución debes tener si vienes de correr por el paseo marítimo, de jugar un partido de fútbol, si has estado a pleno sol, si acabas de cortar el césped del chalet o  si acabas de podar el seto… estés haciendo la digestión o no. 

Y si tienes hijos y te preocupa lo que pueda pasarles en el agua, ¿sabes lo que es muy importante?:

  • Que aprendan a nadar o a flotar lo antes posible.
  • Y que los pequeños nunca se bañen sin supervisión. Nunca. Ni en la playa, ni en la piscina. Nunca. Aunque haya socorristas. Aunque sea la piscina de tu casa o de la urbanización. Nunca. Aunque lleven flotador o manguitos. Aunque no cubra. Nunca. Un breve despiste puede ser fatal.

Recuerda: Evita los cambios bruscos de temperatura al meterte en el agua, hayas comido o no. Y a tus hijos, puedes decirles que se metan poco a poco, sí… pero, sobretodo, no los pierdas de vista mientras se bañan.

#SaberVivirTVE

Disfrutar al sol con salud – En Saber Vivir TVE

¡Cómo nos gusta un día soleado!. ¡Qué ganas de que salga ese sol para disfrutar de un día de campo, en el parque o en la playa!. A muchos es que, directamente, les pone mucho más alegres, más activos… En Saber Vivir hemos visto como disfrutar de él, sin riesgos.

FICHA SOL

Puedes ver el vídeo aquí: http://www.rtve.es/v/5304927/

El sol, como casi todo, debe ser con moderación. La exposición al sol sin protección es un riesgo para tu salud. Y los riesgos son múltiples. 

  • Produce envejecimiento de la piel y la aparición de manchas y arrugas. Pero no queda ahí la cosa, los problemas no son sólo estéticos. 
  • Todos hemos sufrido alguna vez esas quemaduras solares… esas espaldas, esos brazos, esas piernas… rojas que duelen sólo con verlas. “Pero ¿cómo puede ser, si he estado todo el día debajo de la sombrilla”. Pues por eso, porque estás debajo de una sombrilla, no en un búnker. Los rayos solares se reflejan en el agua, en la arena y en la nieve así que también te impactan… “Pero si estaba nublado”. A ti te llegaba la luz, ¿no?. Pues ya sabes. Esos días suelen ser más traicioneros porque como sientes menos calor, sueles tomar menos precauciones.
  • Y una tercera consecuencia fundamental, tu piel tiene memoria, pero memoria de verdad no como la que dan esos complementos que anuncian en la radio ni la que da comer rabitos de pasa. Tu piel memoriza, recuerda todo el sol que recibe a lo largo de la vida… y si te pasas, puedes acabar desarrollando distintos tipos de cáncer de piel.

Pues para evitar todos esos riesgos, debes protegerte del sol:

– Busca la sombra para evitar el impacto directo de los rayos de sol, aunque recuerda que, ahí, también debes protegerte.

– Evita las horas centrales del día, entre las 12 y las 6 de la tarde el sol castiga mucho. No te pongas a tiro de él.

– Protege tu piel con sombreros o gorras, especialmente si como yo, andas regular de la protección natural que ofrece el cabello. Usa gafas de sol que protejan de verdad, no cristales oscuros, y ponte ropa ligera que cubra brazos y piernas.

– Y utiliza protectores solares. Los tienes en cremas, aceites, lociones, sprays… lo importante no es eso, es que te ofrezcan protección alta. Los hay de 15, de 30, de 50… Usa el de 50 (UVA y UVB). Aplícatelos en toda la piel que vaya a estar expuesta al sol y al menos 30 minutos antes. Y conviene repetirlo cada 2 o 3 horas y después de los baños.

Estas recomendaciones son para todos, pero especialmente importantes para los niños, las personas de piel muy blanca, los que tienen muchos lunares o con antecedentes de cáncer de piel tuyos o de tu familia.

Sí, lo sé, pensamos que “bronceados estamos muy guapos”… Pero no olvides que el bronceado es la forma que tiene la piel de defenderse de los rayos del sol. Así que, lo que no te proteges tú, te broncea tu cuerpo. Si no, prueba a buscar a un dermatólogo o a un cirujano plástico que esté muy moreno. Ellos saben, en primera persona, cuáles son las consecuencias.

Recuerda: Disfruta de los días de verano, disfruta del sol… pero protegiendo tu piel. Si tratas mal a tu piel, ella no lo olvidará.

#SaberVivirTVE

Salir a caminar – En Saber Vivir TVE

Hacer ejercicio es una genial idea que te acerca más a tu salud. ¡Ponte a ello! ¿Qué te parece si, al menos, empiezas a salir a caminar? Lo he comentado en Saber Vivir

FICHAS CAMINAR

 

Puedes ver el vídeo aquí: http://rtve.es/v/5289944/ 

Yo sé que no paras. Seguro estás todo el día liado. Pero una cosa es no parar y otra cosa es hacer ejercicio. Sí, ejercicio. “Es que a mí lo que me gusta es estar tirado en el sofá”. Pues entonces, haz ejercicio. Porque la mejor forma de disfrutar de descansar, es cansarse antes. Eso es como el agua, que cuando realmente sabe buena es cuando tiene mucha sed. Si bebes sin sed… no es lo mismo. “A mí es que me duele todo”. ¡Pues muévete!. El ejercicio ha demostrado que disminuye el dolor.

El ejercicio físico es genial para tu salud. Si estás sano, para ayudar a que sigas así. Y si tienes algún problema de salud, para que mejore y aumente tu calidad de vida.

No te preocupes, que no te voy a pedir que te conviertas en runner de un día para otro, ni que mañana hagas un triatlon o que te hagas una etapa del tour de Francia con una bicicleta sin cambios… ¿Qué te parece si, al menos, empiezas a andar?

Sí, andar. Aunque con matices. Dar un paseo viendo escaparates y parándote a saludar a todo el que te encuentras igual no es suficiente. Ojo, que aun así, es mejor que estar tirado en el sofá, pero lo ideal es hacer un poco más.

Camina al menos 30 minutos al día cinco días por semana, a un paso rápido. ¿Sabes cuál es una buena pista de que vas a buen ritmo? Que te cueste ir charlando con la persona que te acompaña o que notes que empiezas a sudar. Si haces ejercicio más intenso, con la mitad de tiempo puede ser suficiente.

En cualquier caso, podrás ir aumentando progresivamente la cantidad de ejercicio físico porque verás que vas estando más en forma.

Por cierto, si tienes más de 65 años y no tienes problemas de salud importantes… puedes hacer ¡igual!. Yo tengo pacientes de 75 años que, cuando se ponen los zapatos de deporte, ¡no hay quien los coja!. Si en algún descanso haces algunos ejercicios para mejorar la coordinación y el equilibrio, ¡perfecto!.

Y si, tengas la edad que tengas, por alguna enfermedad no logras alcanzar estas recomendaciones ten algo claro: mientras más activo te mantengas, mejor.

Así que, busca unos buenos zapatos de deporte (que hacerlo en chanclas o con un zapato muy duro no es buena idea), evita las horas centrales del día ahora que llega el calor y ¡ponte en marcha!.

Recuerda: cada paso que das haciendo ejercicio te acerca más a tu salud.

#SaberVivirCLAVES


Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 970.002 hits

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI