Archive for the 'Cuando la Realidad supera a la Ficción (Anecdotario)' Category

ANECDOTARIO: “Error de Identidad”

Me avisan en el centro de salud para ir a ver una anciana que se encuentra cada vez peor, come poco, triste… Me desplazo al domicilio y me recibe una mujer joven.

“No le esperábamos tan pronto, pase por aquí.”

Y me invita a seguirla.

Cuál es mi sorpresa cuando pasamos por una zona de la casa en reformas, con el suelo levantado… y me señala el interior de una estancia con escombros en la puerta, la pared picada…

“Pase, pase, aquí es”. Ni que decir tiene que pensé: “¿Aquí tienen a la abuela? Con razón está triste… Igual está enferma… Tendré que hablar con Trabajos sociales porque esta anciana está desatendida…”.

Cuando entro veo que no hay nadie, sino más escombros y el suelo levantado. Miro extrañado a la señora y al verme el gesto de extrañeza me dice: “Ah, pero ¿usted no es el fontanero?”…

¡Zás! Quizá esperaba que fuera con bata al domicilio.

ANECDOTARIO: “Vía de administración”

La falta de claridad por parte de los médicos unas veces (la mayoría) y otras la valentía o demasiada “alegría” de los pacientes a la hora de tomar decisiones… hacen que los errores en la vía de aministración de los fármacos sean frecuentes. Es un aunténtico problema sanitario que hay que tratar de resolver y que es causa importante de mortalidad y morbilidad. Echo una mirada hacia dos casos que cursaron sin consecuencia para los pacientes pero que nos hicieron sonreir tanto a mí como a los pacientes en cuestión.

EL ÓVULO
Una paciente vino con una micosis (infección por hongos) vaginal y el médico que la atendió le recomendó el uso de una crema y la aplicación de un óvulo vaginal (un comprimido grande que debe introducirse en la vagina y dejarlo disolverse y actuar en su interior) dos días seguidos. Así mismo le indicó la conveniencia de que su pareja hiciera también tratamiento para evitar que tuvieran un contagio de uno a otro de forma repetida. Para él, le indicó un comprimido oral… Un día más tarde vino este hombre a la consulta y me dijo que, por favor, le cambiara la pastilla que le había mandado el médico de su mujer porque esa no había quien se la tragara. Ni que decir tiene que se había tragado, con sumo esfuerzo, el óvulo vaginal de su esposa…

EL PAPELILLO
En la misma línea vino a mi consulta un feriante que se notaba desde la noche anterior muchos ardores y quemazón interior. Al preguntarle si tomaba alguna medicación me dijo que no, pero que la noche anterior sí se había tomado un “papelillo de esos para el catarro, que por cierto estaba malísimo” y me mostró un sobre para lavados vaginales… Con razón estaba malo. No estaba este sobre previsto para ser saboreado…

ANECDOTARIO: “El Guante”

Un día acude al servicio de urgencias pediátricas del hospital una madre con su hijo de 5 años. Al preguntarle qué le ocurre, me dice la madre: “Es que mi hijo come lana y estoy algo preocupada”.

Rápidamente empiezo a tranquilizarle con mis explicaciones:
“Señora, no se preocupe. Es normal que los niños de esta edad cojan algunas manías. A algunos les da por comer algo de papel, meterse lana en la boca, tierra e incluso algo de yeso de la pared. Es lo que popularmente se conoce como “pica” (apetito por sustancias no comestibles) y no suele tener importancia salvo que claro, dure mucho en el tiempo…”

No me dejó terminar.

“Ya, pero es que mi hijo esta tarde se ha comido un guante”

La miré y, justo cuando iba a decirle que tampoco había que exagerar, que seguro que el guante en cuestión estaba debajo de algún sofá, el niño vomitó y expulsó una bola de lana…


Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 666,309 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI