Archive for the 'Reanimación CardioPulmonar' Category

Uno, uno, dos

Tras varios años impartiendo cursos de RCP, aprendí algo sencillo pero que, curiosamente, he podido comprobar curso tras curso es muy desconocido por la población general e incluso por el personal sanitario.

Imagen

“El 112 no es el “ciento doce” sino el uno, uno, dos”

Sí. Y es que ese número no fue elegido al azar. Los niños pequeños, con tan sólo 3 años, son capaces de reconocer el “uno, uno, dos” pero no tienen ni la más remota idea de cuál es el “ciento doce”. Desafortunadamente, lo habitual hasta ahora es oir hablar del “ciento doce” tanto en la calle como en los medios de comunicación.

Olvidemos así expresiones como “¡¡Llame al ciento doce!!” y empecemos todos a hablar con propiedad “¡¡Llame al uno, uno, dos!!”.

Así aumentaremos las posibilidades de que los sistemas de emergencia sean alertados.

El 112 no es un juego. Debemos enseñar a los niños y a quienes los cuidan cómo usar adecuadamente el “uno, uno, dos”. Y qué mejor forma de enseñarlo que llamar las cosas por su nombre.

Personalmente, tuve la oportunidad de enseñar SVB (soporte vital básico) a los profesores del colegio de mi hija mayor cuando tenía sólo 3 años. Les trasladé por supuesto esta información. Cuál sería mi sorpresa cuando, 2 meses más tarde, mi hija Clara llega a casa del colegio y me dice: “Papi, hoy hemos aprendido a pedir ayuda. Mira.” – cogió el teléfono e hizo como que marcaba – “Uno, uno, dos. Necesitamos ayuda”.

Posición Lateral de Seguridad

Cuando una persona queda inconsciente (no responde a nuestra llamada tras GRITAR y SACUDIR) corre el riesgo de sufrir una Parada Cardiorrespiratoria (PCR). Una simple actuación por nuestra parte, una vez confirmado que aunque está incosciente respira con normalidad, puede evitar la muerte por caída de la lengua hacia atrás (“tragarse la lengua” en lenguaje popular) o por atragantarse con el propio vómito.

Veamos a continuación cómo debemos actuar ante dicha situación.

Posición Lateral de seguridad

El paciente que está INCONSCIENTE pero que SÍ RESPIRA, debe ser puesto en Posición Lateral de Seguridad para evitar caída de la lengua hacia atrás y/o el atragantamiento con vómito. Para ello, siga los siguientes pasos:

  1. Quitar las gafas, si las llevara.
  2. Arrodillarse junto a la víctima y comprobar que tiene ambas piernas estiradas.
  3. Colocar el brazo más cercano al reanimador formando un ángulo recto con el cuerpo de la víctima, con el codo doblado y con la palma de la mano hacia arriba.
  4. Poner el brazo más lejano sobre el tórax, y el dorso de la mano contra la mejilla de la víctima que esté más cercana a usted.
  5. Con la otra mano, agarrar la pierna más alejada justo por encima de la rodilla y tirar de ella hacia arriba, manteniendo el pie en el suelo.
  6. Manteniendo la mano de la víctima contra la mejilla, tirar de la pierna más lejana hacia usted para girar a la víctima sobre un lado.
  7. Colocar la pierna superior de manera que tanto la cadera como la rodilla se doblen en ángulo recto.
  8. Inclinar la cabeza hacia atrás para cerciorarse de que la vía aérea sigue abierta.
  9. Entonces avisaremos a los serviciones de emergencia sanitarios (112) y quedaremos a su lado vigilando que continúa con una respiración normal. Si en algún momento dejara de respirar, volveremos a ponerlo boca arriba e iniciaremos el soporte vital básico.

Qué hacer ante una persona atragantada

El atragantamiento, entendido como la obstrucción de la vía respiratoria, es una siuación angustiosa que, en caso de no resolverse, llevará inevitablemente a la muerte de la persona por asfixia y la consiguiente parada cardiorespiratoria (PCR).

Veamos a continuación cómo debemos actuar ante dicha situación.

Adultos y Niños a partir de 1 año de edad:

– Si la víctima está TOSIENDO:

ANIMARLE a que TOSA. No haga NADA más. No hay nada más eficaz que una buena TOS.

– Si la víctima NO TOSE:

Y está consciente:

  • Dele hasta 5 golpes en la espalda, siguiendo estos pasos:

· Colóquese a un lado y ligeramente por detrás de la víctima.
· Sosténgale el tórax con una mano e incline bien a la víctima hacia delante, de manera en el caso de que se
consiga movilizar el objeto que obstruye la vía aérea, lo expulse por la boca y no progrese más en la vía aérea.
· Dele hasta cinco golpes interescapulares bruscos con el talón de su otra mano.
· Compruebe si cada golpe en la espalda ha aliviado la obstrucción de la vía aérea. El objetivo es aliviar la obstrucción con cada golpe, y no necesariamente dar los cinco.

  • Si, tras dar los 5 golpes en la espalda, no se ha conseguido aliviar la obstrucción de hasta 5 compresiones abdominales (maniobra de Heimlich), siguiendo estos pasos:

· Colóquese tras la víctima y rodéela con los brazos por la parte alta del abdomen e inclínela hacia delante.
· Cierre el puño y colóquelo entre el ombligo y el apéndice xifoides.
· Agarre el puño con su otra mano y tire con fuerza hacia dentro y hacia arriba. Repítalo hasta 5 veces.

  • Si la obstrucción persiste, continúe alternando cinco golpes en la espalda con cinco compresiones abdominales.
  • Si la víctima se queda inconsciente en algún momento: Inicie RCP normalmente.

Lactantes (menores de un año):

  • Dele hasta 5 golpes en la espalda, interescapulares,

– pero colocando al lactante boca abajo, sobre el brazo del reanimador
– y de modo que su cabeza está más baja que el cuerpo (favoreciéndonos así la fuerza de la gravedad).

  • Si, tras dar los cinco golpes en la espalda, no se ha conseguido aliviar la obstrucción de la vía aérea, aplicar 5 compresiones torácicas (similares a las del masaje cardiaco).
  • Examinar después la boca por si hubiera salido el objeto responsable de la obstrucción.
  • Si el lactante víctima se queda inconsciente en algún momento: Inicie RCP normalmente.

Mira el pajarito

@FernandoFabiani

Si te gusta Facebook

Blog Stats

  • 666,309 hits

@FernandoFabiani

#EligeMFyC

#EligeMFyC

MI VIDA SIN TI